Economía

7 formas en las que los dispositivos se pueden infectar con malware

“Conocer qué tipos de amenazas existen es el primer paso para protegerte a ti mismo y tus dispositivos, el siguiente paso crucial es conocer cómo los cibercriminales tratan de introducir estas piezas de código maliciosas en las computadoras, teléfonos móviles y tabletas. Por eso, para ayudarte a combatir estas amenazas, desde ESET analizamos algunos de los métodos y tácticas más comunes que utilizan los actores maliciosos para engañar a los usuarios de Internet y hacer que descarguen programas maliciosos que comprometen sus datos y su seguridad.”, comenta Camilo Gutiérrez Amaya , jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica

El malware es una de las amenazas más comunes que los usuarios enfrentan diariamente. Sin embargo, todavía hay muchos usuarios no conocen cómo es que estos programas maliciosos son capaces de infectar los dispositivos. Es por esto que ESET , compañía líder en detección proactiva de amenazas, comparte siete formas en las que los dispositivos se pueden infectar con malware.

“Conocer qué tipos de amenazas existen es el primer paso para protegerte a ti mismo y tus dispositivos, el siguiente paso crucial es conocer cómo los cibercriminales tratan de introducir estas piezas de código maliciosas en las computadoras, teléfonos móviles y tabletas. Por eso, para ayudarte a combatir estas amenazas, desde ESET analizamos algunos de los métodos y tácticas más comunes que utilizan los actores maliciosos para engañar a los usuarios de Internet y hacer que descarguen programas maliciosos que comprometen sus datos y su seguridad.”, comenta Camilo Gutiérrez Amaya , jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

Phishing y correos de spam: Aunque el principal objetivo de los correos de  phishing es conseguir información sensible de los usuarios, como credenciales de acceso de algún servicio, el código de seguridad de la tarjeta de crédito, código PIN, u otro tipo de información personal identificable haciéndose pasar por una institución confiable, también pueden incluir archivos o enlaces que pueden comprometer el dispositivo con malware. Por ende, siempre es prudente  leer los correos con detenimiento . Si se observa con atención, probablemente se puedan identificar las estafas. Las señales que indican esto suelen ser errores de ortografía, la evocación de una sensación de urgencia, la solicitud de información personal o correos enviados desde un dominio sospechoso.

Sitios web fraudulentos: Para engañar a las víctimas llevándolas a descargar aplicaciones maliciosas, los cibercriminales buscan copiar los sitios web de marcas famosas u organizaciones conocidas. Los estafadores crean sitios fraudulentos disfrazándose del sitio oficial con un dominio similar, pero agregando una letra o símbolo que lo hace distinto. Los sitios web estarán ligados a un malware y tratarán de hacer que la víctima haga clic en estos enlaces que descargarán algún código malicioso en sus dispositivos. Para evitar que el dispositivo se vea infectado con malware se aconseja siempre realizar una búsqueda manual en Google del dominio oficial o escribir directamente en la barra del navegador la dirección. Además, una solución de seguridad adecuada también protegerá a los usuarios de la mayoría de las amenazas y también impedirá al usuario acceder a sitios web maliciosos.

Memorias USB : Los dispositivos de almacenamiento externo permiten almacenar y transferir archivos; sin embargo, conllevan una serie de riesgos. Por ejemplo, la estrategia de ingeniería social de  memorias USB “perdidas” para que quienes las encuentren conecten alguna de estas memorias USB comprometidas con malware en sus computadoras. Una vez que una unidad afectada está conectada al equipo y es abierta, su dispositivo puede infectarse con un algún tipo de código malicioso, como un  keylogger o un ransomware. Alternativamente, si no se es cuidadoso en la forma de utilizar la memoria USB y se conecta la misma en cualquier equipo extraño, puede que la computadora se vea comprometida a través de contaminación cruzada. Para mitigar las chances de contaminar la PC se debería usar una solución de seguridad que permita escanear una unidad externa conectada a los dispositivos y advertir si contiene algo sospechoso.

Torrents e intercambio de archivos P2P: Durante años las redes P2P y los  torrents se ganaron la reputación de ser herramientas para la descarga ilegal de software, juegos y archivos multimedia, pero también han sido utilizadas por desarrolladores como una forma simple de distribuir programas de código abierto o para músicos que buscan compartir sus canciones de forma gratuita. Sin embargo, es importante mencionar que muchas veces son utilizados por  criminales que inyectan códigos maliciosos en esos archivos compartidos . Recientemente los investigadores de ESET descubrieron cibercriminales utilizando el protocolo de BitTorrent y la red Tor para distribuir  KryptoCibule , un ladrón de criptomonedas.

Para minimizar el riesgo de ser comprometido, se debería utilizar una solución  VPN  confiable para cifrar el tráfico y conservarlo a salvo de intrusos. Además, utilizar una solución de seguridad actualizada que pueda proteger los dispositivos de la mayoría de las amenazas, incluyendo malware que pueden ser parte de los archivos a descargar vía Torrent.

Software comprometido: Aunque puede que no suceda con frecuencia, tampoco es raro que criminales comprometan software legítimo en lo que se conoce comúnmente como ataques de cadena de distribución. Un ejemplo de esto fue el caso del software  CCleaner . En estos ataques, los cibercriminales inyectan el malware directamente en la aplicación, que luego utilizan para propagar el malware cuando los usuarios desprevenidos la descargan. Al ser CCleaner una aplicación conocida y confiable, el usuario puede que no haga un escrutinio profundo. Sin embargo, este caso recuerda la importancia de ser cuidadoso al descargar cualquier tipo de software, incluso uno en el que se confía. Esto debería ir acompañado por el uso de una solución de seguridad de buena reputación y sin olvidar actualizar las aplicaciones regularmente e instalar los parches de seguridad que vienen con estas actualizaciones. Los parches de seguridad usualmente lidian con vulnerabilidades y fallos de seguridad que se encuentran en las aplicaciones afectadas.

Adware: Algunos sitios web a menudo están plagados de anuncios que aparecen al hacer clic en cualquier sección de una página web o incluso cuando se acceden a ciertos sitios web. Si bien el objetivo de estos anuncios es, en general, generar ingresos para estos sitios, a veces contienen malware y, al hacer clic en estos anuncios o adware, puede que se descarguen involuntariamente en los dispositivos. Un adware puede ser evitado al utilizar un bloqueador de anuncios confiable en el navegador, que tal como indica su nombre, bloquean los anuncios para que no aparezcan en el sitio que estás visitando.

Aplicaciones falsas: Estas aplicaciones suelen hacerse pasar por verdaderas y tratan de engañar a los usuarios para que las descarguen en sus dispositivos y de esa forma comprometerlos. Pueden disfrazarse de cualquier cosa, haciéndose pasar por  herramientas para el seguimiento del estado físico ,  aplicaciones de criptomonedas o incluso por  apps de rastreo de contactos de COVID-19 . Sin embargo, en lugar de recibir los servicios prometidos, los dispositivos se infectarán con varios tipos de malware, como ransomware, spyware o keyloggers.

Para evitar la descarga de aplicaciones maliciosas en los dispositivos, se deberían elegir aplicaciones ofrecidas por desarrolladores confiables que cuenten con un registro verificable y con reseñas de otros usuarios que hayan descargado la app. También mantener los dispositivos parcheados y actualizados ayuda a mantenerse protegido de las amenazas que tratan de explotar las vulnerabilidades que pueden estar presentes en versiones antiguas de aplicaciones o sistemas operativos.

“Mientras que la lista de estrategias utilizadas por cibercriminales para apuntar a usuarios desprevenidos es larga y puede ser aún más extensa -ya que los cibercriminales siguen desarrollando nuevas tácticas maliciosas, hay muchas formas de mantener los datos seguros y dispositivos protegidos. Estas amenazas pueden ser controladas mediante buenas prácticas de ciberseguridad, que incluye la utilización de  soluciones de seguridad con buena reputación  y mantener tus sistemas parcheados y actualizados.”, concluye Gutiérrez Amaya, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.