Negocios

El Tiempo: EE.UU. adelanta un plan para que Álex Saab no se escape

Por el momento, los abogados de Saab siguen buscando jurisprudencia para demostrar que la inmunidad que le da su nuevo cargo sí es retroactiva

En las últimas horas quedó demostrado que el barranquillero Álex Saab Morán no es un simple contratista del chavismo y su nombramiento como embajador permanente y plenipotenciario ante África confirmó su importancia para Maduro, quien intenta desesperadamente otorgarle inmunidad para evitar su extradición a Estados Unidos.

Reporta el diario bogotano El Tiempo que, frente a la jugada diplomática de Maduro, el gobierno Trump empezó a moverse y cita al New York Times, rotativo que señaló hace algunos días que el crucero lanzamisiles San Jacinto cumplió una misión militar en Cabo Verde para evitar la huida de Saab, aunque ya se le retiró de la zona.

“El buque de guerra San Jacinto ya fue movido de esas coordenadas. Pero le puedo confirmar que llegó otro crucero a reemplazarlo y en este momento se está acercando uno más desde el Atlántico Norte”, dijo una fuente federal desde Estados Unidos al medio colombiano.

De hecho, Estados Unidos está ejecutando discretas tácticas militares en torno a una trama que va más allá de millonarios contratos turbios firmados por Saab o del ocultamiento de oro y dólares robados por el régimen.

Un hombre clave Para agentes federales es claro que el intento de Maduro por proteger a Saab se debe a que el barranquillero tiene las claves de acuerdos secretos con Irán, Turquía y hasta Rusia, que pueden afectar la seguridad de Estados Unidos y de la región.

Por lo tanto, la vigilancia en torno a Saab se ha reforzado. Dos países europeos amigos están apoyando al respecto desde junio, cuando a Saab se le capturó en tránsito hacia Irán. “Uno de esos países tiene en aguas cercanas una nave destinada a monitorear comunicaciones. Al igual que los cruceros nuestros, tienen satélites y tecnología”, explicó la fuente.

Y agregó que gracias a ese monitoreo se detectó a un avión iraní al que Cabo Verde negó el permiso de permanencia. Información sin confirmar dice que la aeronave partió luego hacia Venezuela, sin la carga que quería: Saab.

Para ese momento, Venezuela ya estaba pidiendo que, a través de un gesto humanitario, se autorizara que Saab pasara las fiestas de fin de año con su familia. O que al menos se le otorgara la detención domiciliaria que ordenó el Tribunal de Justicia de África Occidental (Cedeao).

La inmunidad diplomática En un coctel de argumentos jurídico-diplomáticos, la defensa de Saab dice que ya hay vencimiento de términos, sin que se le defina su situación. Y que Saab es un diplomático con inmunidad.

El tema lo empezaron a mover con más fuerza cuando el San Jacinto salió de aguas caboverdianas. Incluso, alcanzaron a plantear abrir una sede diplomática en ese país a fin de que Saab la usara de cárcel domiciliaria.

Lo cierto es que, cuando se levante la vacancia judicial, el 15 de enero de 2021, el expediente saldrá de la Corte de Apelaciones, de nuevo a la Suprema, para la decisión final. Y es claro que mientras ésta se produce, Estados Unidos no quiere sorpresas.

Por el momento, los abogados de Saab siguen buscando jurisprudencia para demostrar que la inmunidad que le da su nuevo cargo sí es retroactiva.

“Contrario a la posición engañosa de Estados Unidos, el principio de inmunidad diplomática retroactiva es reconocido por tribunales federales de los Estados Unidos“, dice su defensa.

Y aunque Estados Unidos califica ese nombramiento como un paso en falso, sin efectos, la defensa dice que hay dos casos en los que tribunales se negaron a cuestionar la certificación del estatuto diplomático, a pesar de que los individuos no ostentaban esos cargos en el momento de las presuntas irregularidades. Saab, por su parte, pasó su primer Año Nuevo en una celda de 2 por 2 metros, con comunicaciones limitadas y el título de embajador plenipotenciario.

Con información de El Tiempo .