Entretenimiento

Gobierno alega que “Cuba no está paralizada, se buscan soluciones”

Venezuela, República Dominicana, FVI
Competition Law and Policy Workshop for the OECS

Ciudadanos esperan los vehículos de transporte público, mientras la isla se enfrenta a una crisis de combustible. (EFE / Ernesto Mastrascusa) La Habana – La crisis de combustible diésel que afecta a Cuba y que obligó al gobierno a activar medidas de emergencia no paralizará al país, ni ha obligado a las autoridades a activar un plan de apagones masivos, aunque forzará la detención de la producción de importantes rublos en la economía, informó el gobierno cubano.

Relacionados: Falta de diésel provoca emergencia en Cuba Alejandro Gil Fernández, ministro de Economía y Planificación, informó que las medidas que está tomando el país están encaminadas a reducir algunos niveles de actividad para garantizar los servicios básicos de la población y que la nación no está paralizada, sino que trabaja en la búsqueda de soluciones al déficit de diésel que se presentará durante el mes de septiembre.

“Administrar bien el combustible es la prioridad, para ello se han pensado medidas para dos etapas fundamentales, la primera hasta el 14 de septiembre, día en el que arribará un buque con cargamento de petróleo y la segunda hasta finalizar el mes” , sostuvo, quien admitió que habrá de que detener ciertas producciones.

“Hay actividades muy intensivas en términos energéticos, como es el caso de la producción de acero, en la cual se disminuirán los niveles productivos, lo que no significa que más adelante se alcancen los resultados esperados. La producción de cemento también se verá afectada mientras dure esta situación en el país; y presentará impacto a la siembra de la campaña de frío, que este año contaba con condiciones más favorables que en períodos anteriores”, manifestó Gil Fernández.

El ministro indicó que el diésel disponible se concentrará en la producción de alimentos, la distribución a la red minorista y en garantizar los servicios básicos en los hospitales, círculos infantiles y escuelas.

Referente al Turismo, Gil Fernández afirmó que quienes visiten Cuba no encontrarán problemas en sus actividades planificadas, pues “el país está en condiciones de recibirlos, y no existe un escenario de crisis”.

Explicó que “el gobierno ha elaborado una estrategia general a implementar y analiza ahora medidas más específicas para cada situación, siempre con un balance en cuanto a los niveles de afectación y de protección en la industria… Las medidas que tengan éxito en esta etapa se podrán mantener para garantizar en el país una disminución del componente energético que tiene la economía hoy”.

Aseguró que “Cuba defiende que la economía no se contraiga, es decir, no se espera una caída en el Producto Interno Bruto, sino que existe un contexto incluso para observar un ligero crecimiento” y afirmó que “las condiciones en las que se encuentra el país caribeño posibilitan que no ocurra un nuevo periodo especial, el comercio exterior es más fuerte que años atrás, lo que no implica que existan riesgos, dificultades y deficiencias internas a resolver con el concurso de todo elpueblo”.

Mientras, Raúl García Barreiro, ministro de Energía y Minas, aseguró que no hay establecido en el país un  programa de apagones y de ser necesario adoptar esta estrategia la población será informada oportunamente.

Reiteró que se trabaja para evitar los apagones y dijo que también es fundamental la participación del pueblo. “Todo lo que pueda hacer la población para desplazar las principales actividades de los horarios picos es bueno y puede ayudar mucho”, insistió.

Sobre el tema del suministro del gas licuado, explicó que por la intensificación del  embargo económico por parte de Estados Unidos, el país tuvo dificultades en el servicio “que obligó a alargar los ciclos, ya hoy el suministro está estabilizado, el fin de semana se compensará en el oriente del país, y posteriormente a partir de la próxima semana  sucederá así en el centro y el occidente del país… Los contratos para el suministro en lo que queda de año están garantizados”.

Sobre el suministro de gasolina en los servicentros, aunque también ha habido dificultades que obligan a alargar el servicio, “está garantizado para el sector privado”.