Uncategorized

Alejandro Martín: “El arte tiene potencialidades para trabajar problemas que nos interesan”

Banco Activo, Venezuela, Caracas, Miami, Estados Unidos, Activo International
Creación de empleo formal disminuyó 68% en agosto: IMSS

¿Cuál es el objetivo del Salón Nacional de Artistas?

Que el público conozca el trabajo que están haciendo los artistas y la manera en que el arte permite pensar, trabajar y elaborar. Yo siento que el público general no tiene una relación fuerte con artistas individuales, pero más que eso falta que la gente y la educación media entiendan todas las potencialidades que tiene el arte para trabajar en los problemas que nos interesan, siento que esa es la riqueza del salón.

¿Cuál es el concepto de este año?

Es El revés de la trama, que uno puede decir que no significa nada, pero lo chévere es que para cada persona significa una cosa muy concreta y eso se ve en las curadurías, cada uno lo proyecta de forma particular.

¿Qué tan ligadas están las exposiciones con la realidad política y social del país?

Hay de todo, pero dentro de lo político destaco la curaduría de TRansHisTor(ia), que tiene a Liliana Angulo con un proyecto entre Cali y Buenaventura relacionado con el asesinato de Temístocles Machado, que refleja el peligro que viven los líderes sociales y cómo la violencia obedece a una trama estructural que es independiente del proceso de paz. También hay un proyecto que recoge distintos procesos culturales de antiguos miembros de las Farc.

¿Cómo se involucran las técnicas relacionadas con los nuevos medios?

Lo más raro que vamos a ver, de alguna manera, es que internet es un espacio más en el que va a suceder el salón. En la página 45sna.com se va a transmitir una cantidad de proyectos artísticos que solo se van a poder apreciar allí. También va a ser una extensión de muchas cosas que van a pasar en espacios físicos.

¿Se replantea lo que es arte?

Los curadores que invité entienden que el arte puede suceder en formas muy distintas y para todos es cada vez más difícil definir lo que es arte. He podido proponer un salón mucho más transgresor en ese sentido, aunque sigue obedeciendo a lo que se considera un artista; pero con El revés de la trama se propone la idea de arte como el interés de ver las cosas por el otro lado, presentarlas de otra manera, pero que no se puede definir por una técnica ni por una manera de ser.

Luego de trece años el salón vuelve a Bogotá, tras haber estado en Pereira, Medellín, la costa Caribe y Cali. ¿Qué pierde y qué gana al ser itinerante?

Al ser itinerante pierde la continuidad en un lugar. El público ya no puede esperar el siguiente salón ni hacer comparaciones, y como cada año hay un público diferente, no se crea la relación que tienen las bienales o las ferias. Lo positivo es que siendo un país tan centralista y con poca infraestructura en las ciudades, ha cumplido un rol muy importante, porque ha ayudado a que cada ciudad coja un peso y se formen profesionales.

¿Qué dificultad genera que la gente no le pueda seguir la pista?

Es difícil posicionarlo. El salón es ambiguo porque es la institución más antigua del arte colombiano (creado en 1940), pero propiamente no es una institución, porque no hay un director que tenga el puesto y se mantenga. Entonces cada edición arranca de cero y eso hace que sea difícil darle un carácter continuo con presencia en otros sitios.

¿Cómo ve a Colombia con respecto al mercado del arte?

Siento que Colombia es un país muy aislado y que la importancia del Salón Nacional internamente tiene que ver con que, por estar tan aislado, solo se satisface a sí mismo. Al involucrar artistas internacionales se busca un reconocimiento internacional.

 

880773

2019-09-12T21:00:00-05:00

article

2019-09-12T21:15:28-05:00

[email protected]

none

El Espectador

Un chat con…

Alejandro Martín: “El arte tiene potencialidades para trabajar problemas que nos interesan”

96

4290

4386

Temas relacionados Alejandro Martín Salón nacional de artistas Arte colombiano Comentario